Legaña de Perro

Ciudad de Lima, LEYENDAS PERUANAS (LEGAÑA DE PERRO) – Los perros son animales muy queridos por las personas, unos compañeros entrañables que sin duda han estado a su lado de la gente desde hace muchos años. Pero también, existen leyendas terroríficas alrededor de ellos.

La leyenda de los ojos de los perros, puertas al más allá

Aullido de Perro, puertas al mas allá (Perú Beta)

Hay una muy específico que habla sobre los ojos de estos animales. Es famosa en el país, en donde se dice que en realidad ellos pueden ver más que nosotros. Que están observando el mundo que nosotros no podemos.

LEYENDA DE LA LEGAÑA DE PERRO

Esta creencia muy difundida en varias regiones de la sierra peruana asegura que quien se coloque la lagaña del perro en los ojos podrá ser capaz de ver los espíritus que estos animales ven. Se asegura además que debido a la alta sensibilidad que tienen los canes estos pueden ver espíritus, almas en penitencia, espectros y seres de otro mundo que intentan perturbar la paz de los vivos.

Es por ello que pasada la medianoche, los perros aúllan o ladran con intensidad cuando detectan un ser de otra dimensión.

Algunos chamanes afirman la efectividad del uso de la lagaña de los perros; no obstante, los perros como todos los seres vivos tienen gérmenes, bacterias, y la lagaña es la secreción natural que realiza los ojos, es decir, si está pensando colocarse lagañas de perro en los ojos lo único que se ganara es una infección ocular.

No son pocas las historias que hablan que en realidad estamos rodeados de los espíritus todo el tiempo. Pero que no podemos verlos, seguramente por estar en otro plano espiritual. No podemos probarlo, por supuesto.

Entre la gente de los pueblos, existía la creencia que los perros pueden observar los espíritus. Se basaban en ciertos comportamientos que poseían, en donde parecían mirar con atención al aire. Algo en definitiva estaba ahí, pero que no podíamos verlo.

Esto se hacía todavía más notorio en los días de finales de octubre e inicio de noviembre, siendo las épocas de día de muertos. Donde supuestamente estos entes regresan a este mundo a visitar a sus familiares.

Leyenda Peruana: La Legaña de Perro (Lima Perú)

Se dice que una persona sabía de esta leyenda y decidió probar si era cierta o no. La leyenda completa afirmaba que un ser humano podía ver lo que ellos veían, pero para ello tenía que ponerse la lagaña del canino.

Por lo tanto, eso procedió a hacer: era de noche, en pleno día de muertos. Por lo que decidido a llevar a cabo su experimento, tomó las lagañas de su propio perro. Procedió a embarrarlas en sus ojos, para luego mirar.

Es parte de la historia es una suposición. Ya que no había ningún testigo, ¿por qué se piensa esto? Se dice que al día siguiente encontraron a este individuo tirado en medio de su patio.

Tenía una cara aterrorizada, todavía con la lagaña del perro en sus ojos. Algo había visto que lo terminó de matar de miedo.

¿Esto es verdad?

Ojos que observan las puertas del infierno

Por supuesto, es una leyenda que ha pasado de generación en generación. No recomiendo a nadie ponerse lagañas en los ojos por supuesto, que lo más seguro es que haya una infección de por medio.

Pero, ¿será verdad que estos animales pueden ver un mundo que nosotros no? Tal vez nunca lo sepamos, pero la realidad es que cuando vemos a un perro viendo una esquina fijamente, no podemos más que pensar que hay algo ahí.

¿Por qué se forman las lagañas?

Las lagañas que todos tenemos al despertar no son más que una combinación de moco, aceite, células de la piel y otros desechos que se acumulan en la esquina del ojo mientras dormimos. Pueden ser húmedas y pegajosas o secas y con costra, dependiendo de la cantidad de líquido en la descarga que se haya evaporado.

Aunque no lo parezca, las lagañas tienen una función protectora, ya que elimina los restos de desecho y los residuos potencialmente dañinos de la película lagrimal y la superficie frontal de los ojos. Piensa que durante el día recibimos todo tipo de polución y bacterias que aunque no lo notemos acaban en los ojos, además no olvidemos los productos de maquillaje como máscara de pestañas o lápiz de ojos que se aplican las mujeres y que, aunque se retiren, también son parte de esos restos de desecho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *